4 hábitos saludables que detienen el cáncer, la diabetes y las enfermedades al corazón

Los vegetales y otros alimentos saludables están disponibles, pero no siempre están al alcance.

Los vegetales y otros alimentos saludables están disponibles, pero no siempre están al alcance.

Al parecer, tenemos otro estudio que nos está diciendo lo que ya sabemos: no fumar, hacer ejercicio, evitar el exceso de peso, y comer más frutas y verduras. La buena noticia es que hacer estas cuatro cosas puede reducir su riesgo de desarrollar diabetes, enfermedades cardiovasculares, e incluso cáncer. La mala noticia es que millones de personas en el país simplemente no están prestando atención a los consejos de salud que ya son bien conocidos. ¿Por qué no?

DETALLES: En el estudio, investigadores analizaron los datos de cerca de 25,000 participantes alemanes para medir la relación entre los cuatro hábitos saludables y las posibilidades concretas de que una persona tenga un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular o que desarrolle diabetes o cáncer.

Los factores incluían:

1. No fumar

2. Tener un (índice de masa corporal IMC) inferior a 30, es decir no estar obeso

3. Hacer al menos 3,5 horas semanales de actividad física

4. Comer una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros, y baja en carnes

En un seguimiento que tuvo lugar cerca de ocho años más tarde, alrededor de 2.000 de las 25.000 habían desarrollado una de las enfermedades crónicas mencionadas anteriormente. Después de ajustar por variables importantes, los investigadores encontraron que las personas que siguen los cuatro hábitos saludables disfrutan un riesgo general 78 por ciento  más bajo de desarrollar alguna enfermedad crónica. Al desglosarlo, esto se tradujo en un riesgo 93 por ciento menor de desarrollar diabetes, una reducción del 82 por ciento en el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un riesgo del 50 por ciento menor de sufrir un derrame cerebral, y un 36 por ciento menos probabilidades de desarrollar cáncer. Tener un IMC inferior a 30 fue el factor que resultó en  la mayor protección.

Lo que significa: Este amplio estudio nos da aún más pruebas para apoyar el concepto de que “usted tiene el control sobre su propia salud”. Muy a menudo, nosotros llevamos la responsabilidad cuando se trata de la reducción de las enfermedades crónicas comunes. Pero a pesar de todas las pruebas, millones de nosotros le damos la espalda a los hábitos saludables. Entonces, ¿qué está pasando? Lamentablemente, la balanza pudiera estar inclinada en contra de nuestras mejores intenciones. “La respuesta corta es que todos vivimos en un ambiente que promueve la sobrealimentación y la conducta sedentaria. La gente no puede tomar decisiones sanas en un medio ambiente no saludable”, explica Marion Nestle, PhD, profesora en el departamento de nutrición, estudios de alimentación, y salud pública en Universidad de Nueva York. Ella también escribió What to Eat (North Point Press, 2007). “Así que el medio ambiente tiene que mejorar para que sea más fácil para nosotros hacer lo que sabemos que tenemos que hacer. Hacer que los alimentos saludables estén disponibles debería ser algo automático.”

A pesar de todas nuestras excusas, la mayoría de nosotros puede, por lo  menos, salir a caminata de 10 minutos aquí o allá, o incluso invertir en un podómetro para alcanzar una meta de al menos 10.000 pasos al día para aumentar los niveles de actividad física. Y hay un montón de recursos gratuitos o baratos disponibles para ayudarle a dejar de fumar. Lo que podría ser más difícil de todo es encontrar alimentos sanos y convenientes para poner sobre su mesa cada noche.

He aquí cómo protegerse de los promotores de alimentos que están destruyendo las cinturas de su familia y su salud.

• Entienda que está siendo engañado. En su nuevo libro, El Fin de comer en exceso: Tomando control del apetito insaciable de América (Rodale 2009), David Kessler, MD, ex comisionado de la Administración de Drogas y Alimentos en EE.UU., describe cómo la industria alimenticia ha inyectado grasa, azúcar y sal en prácticamente todo, ya que estimula nuestros gatillos biológicos. Para evitar las tácticas engordadoras de la industria alimenticia, cocine en casa tan a menudo como sea posible, utilizando granos enteros y frutas y hortalizas frescas. Los mercados al aire libre son buenos lugares para encontrar frutas y vegetales baratos. Si usted puede comprar productos orgánicos, mucho mejor. Eso significa que los pesticidas relacionados con la diabetes, la enfermedad de Parkinson, el cáncer, y todo tipo de otras enfermedades no fueron utilizados en los alimentos al ser cultivados.

• Piense antes de salir a comer fuera. Cuando coma fuera, haga una pausa antes de entrar al restaurante, e imagínese a sí mismo comiendo alimentos saludables. El enfocarse en el momento, lo cual se conoce como estar consciente, usted puede poner freno un episodio inminente de atracón impregnado con sal y grasa.

• Demande lo mejor. Únase a otros vecinos interesados y demande de más aceras y carriles para bicicletas en su comunidad, presione de la escuela de sus hijos para que provean una alimentación más sana, y cuando entre en una tienda o un restaurante, comprenda cómo el ambiente influye en sus elecciones y haga lo que pueda para contrarrestarlo.

Por Leah Zerbe, Rodale, traducido por María José Hummel

¿Quieres cambiar tu dieta y mejorar tu salud? He diseñado una guía especial para ayudarte a comer más saludable paso a paso. Haz clic aquí.  

5 pensamientos en “4 hábitos saludables que detienen el cáncer, la diabetes y las enfermedades al corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s