3 alimentos relacionados con la depresión

Fast_foodNo es ningún secreto que tendemos a comer un poco más en la época de las fiestas. Y con todo el ajetreo y el bullicio de la temporada, muchos de nosotros tenemos problemas para encontrar tiempo para cuidar nuestra salud.

Esa puede ser la razón por la cual es casi imposible conseguir una caminadora en el gimnasio en el mes de enero – nuestras resoluciones son un reflejo de nuestro sentido de  culpabilidad. Sabemos la razón por la cual tendemos a comer mal. Pero, ¿podría ser que lo que escogemos comer nos esté llevando a algo más que el aumento de peso?

Si nuestras malas decisiones se convierten en un hábito, definitivamente que sí. Según estudios recientes, es posible que el consumo de ciertos alimentos esté asociado con la depresión.

Estos son tres alimentos que es mejor evitar en exceso durante temporada de fiestas, como también durante el resto del año.

Granos refinados: Las pastas [o fideos] son un alimento rápido, ideal para esas noches agitadas cuando tenemos que pasar la mayor parte del tiempo haciendo compras, cocinando o envolviendo regalos. Pero, tal vez no sea una buena opción para comer todas las noches [a menos que sea integral].

La pasta [refinada], el arroz blanco y el pan blanco son todos alimentos que han sido identificados como inflamatorios y se han vinculado con la depresión en mujeres de 50 a 77 años de edad, de acuerdo con un estudio publicado en octubre de 2013 en la revista Brain, Behavior and Immunity.

En el estudio, los investigadores analizaron los hábitos alimenticios de más de 40.000 mujeres que no tenían depresión al inicio del estudio. Encontraron que las que consumían alimentos inflamatorios regularmente eran más propensas a sufrir de depresión al final del estudio.

Refrescos o sodas: Cuando esté yendo de tienda a tienda durante las fiestas, ¿cómo va a reponer los líquidos que haya perdido? Es muy fácil tomarse un refresco o soda mientras vaya de un lado para otro, pero el mismo estudio la revista Brain, Behavior and Immunity indicó que las bebidas gaseosas también pueden contribuir a la depresión cuando son parte regular de la dieta. Por lo tanto, si la soda es su bebida de preferencia cuando tiene sed, tal vez sea hora de reconsiderar esa estrategia.

Comida rápida: Las personas que comen comida rápida son 51 por ciento más propensos a desarrollar depresión que los que no lo hacen, según un estudio publicado el año 2012 en la revista Public Health Nutrition. Esto incluye productos horneados [como panes, galletas y pasteles], hamburguesas, perros calientes [“hot dogs”] y pizzas comerciales, dijeron los investigadores.

Recuerde que es poco probable que comer una pequeña porción de cualquier alimento pueda elevar el riesgo de depresión, por lo que no se preocupe si usted se acaba de comer un plato gigante de pasta después de años sin comerla, o si ocasionalmente se ha comido alguna hamburguesa. Pero si por otro lado esta lista describe los tres los grupos básicos de su alimentación, usted podría beneficiarse de un ajuste drástico en su dieta.

Publicado en inglés por Yahoo News el 9 de diciembre, 2013. Traducido por María José Hummel.

Nota de María José Hummel, nutricionista: Para más información acerca alimentos que ayudan con la depresión, lee este artículo publicado anteriormente en mi blog.

El colesterol alto puede “alimentar” el crecimiento y la propagación del cáncer de mama

breast_scan_640De acuerdo con un estudio publicado en la revista Science, los investigadores del centro médico de la universidad de Duke encontraron que un derivado común del colesterol puede fomentar el crecimiento y la propagación de las células cancerosas. También argumentaron que tomar medicamentos para reducir el colesterol como las estatinas podría prevenir la propagación de enfermedades mortales como el cáncer de mama.

Estudios previos han encontrado que tener sobrepeso u obesidad puede aumentar la producción de hormonas del cuerpo, como el estrógeno, que se sabe que favorecen la propagación de algunos tipos de cáncer. El equipo de Duke encontró que el cuerpo degrada el colesterol alto para convertirlo en  la molécula 27HC, que imita los efectos del estrógeno en algunos tejidos.

Los investigadores analizaron un grupo de ratones con dietas altas en grasa y se encontró que sus niveles de 27HC aumentaron considerablemente, dando lugar a tumores un 30 por ciento más grandes que los de ratones con una dieta normal. Según la BBC, los tumores también eran más propensos a propagarse y crecer más rápidamente cuando se les inyectó 27HC.

Después de hacer estos descubrimientos, el equipo de investigación llegó a la conclusión de que tomar estatinas o cambiar a una dieta saludable puede ayudar a prevenir la propagación del cáncer de mama.

“Lo que ahora hemos encontrado es una molécula, no el colesterol en sí, sino un metabolito abundante del colesterol, denominado 27HC que imita la hormona estrógeno y puede accionar de forma independiente el crecimiento del cáncer de mama”, dijo uno de los investigadores Donald McDonnell .

Publicado originalmente en inglés por Fox News en diciembre 2, 2013. Traducido por María José Hummel

Nota de María José Hummel, nutricionista:

Debido al creciente número de efectos secundarios que se han descubierto al usar las drogas para reducir el colesterol conocidas como estatinas, cambiar la dieta es la mejor opción sin lugar a dudas. Algunos de los efectos secundarios de las estatinas incluyen dolores musculares, daño muscular, daño en el hígado, problemas digestivos, sarpullido o enrojecimiento de la piel, aumento de la glucosa en la sangre, diabetes tipo 2, y efectos neurológicos como confusión o pérdida de la memoria.

Para reducir el colesterol de forma natural sin drogas, lee las estrategias presentadas en este artículo acerca de las enfermedades cardíacas.

 

Como la falta de sueño te hace subir de peso

night_time_eatingLas personas que reportan dormir menos (generalmente 6 o menos horas por noche) son más propensas a subir de peso con el paso del tiempo de los que duermen más (7 a 8 horas). Pero, ¿será que dormir menos es lo que causa el aumento de peso?

Para averiguarlo, los investigadores han privado a personas de su sueño para ver si aumentan de peso. En un estudio reciente, los científicos hicieron que casi 200 personas durmieran sólo entre las 4 a.m.a las 8 a.m. por las cinco noches consecutivas que estuvieron en el laboratorio de investigación. A otros treinta se les permitió dormir en cualquier momento 10 p.m.y las 8 a.m. durante su estancia en el laboratorio.

Resultados: En promedio, las personas con sueño restringido terminaron el estudio con dos libras (un kilo) de más. Los datos de un subgrupo de participantes mostraron que esas personas comieron 550 calorías extra entre 10 p.m. y las 4 a.m. Por el contrario, aquellos cuyo sueño no fue limitado no subieron de peso.

¿Por qué es que dormir menos hace que la gente coma más? “Actualmente estamos examinando los efectos de la pérdida de sueño sobre los cambios en la actividad cerebral en las áreas relacionadas con la recompensa y el control de los impulsos”, dice la autora principal Andrea Spaeth de la Universidad de Pennsylvania.

Otros estudios han encontrado que la falta de sueño aumenta el azúcar en sangre, hace que la insulina sea menos eficaz, o que aumente la grelina, una hormona que estimula el apetito .

Comer de noche

Los investigadores recién están empezando a estudiar si el horario de las comidas tiene importancia.

Por ejemplo, los científicos mantuvieron a 160 personas en un laboratorio de investigación con acceso ilimitado y libre por tres días a alimentos de una máquina expendedora de comida. Aquellos que se comieron entre las 11 p.m. y las 5 a.m. por lo menos una noche (aproximadamente un tercio de los participantes) subieron un promedio de 14 libras (6,35 kilos) en los próximos tres años. Los que no comieron durante esas horas subieron solamente 4 libras (1,8 kilos).

“No es necesariamente el horario de la alimentación lo que tenía importancia, ya que los que comían en la noche consumían alrededor de 300 más calorías que los demás”, explica la autora principal Marci Gluck, del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales en Phoenix.

“Hay una gran cantidad de atención en los medios a la idea de que si uno come más tarde en la noche no quema esas calorías”, señala Gluck . “No sé de ningún estudio que muestre eso. En nuestro estudio, los comían en la noche quemaban la misma cantidad de calorías que los que no comían por la noche.” Ellos simplemente comían más alimentos.

Necesitamos hacer más investigaciones para saber si comer en la noche provoca un aumento de peso, dice Gluck. Pero advierte que “desde una perspectiva psicológica, la noche es cuando algunas personas sienten deseos de comer si están solos”.

Escrito por Bonnie Liebman, publicado en NutritionAction el 30 de noviembre 2013. Traducido por María José Hummel.

Cuatro tipos de alimentos que aumentan enormemente el riesgo de la diabetes

soda-pouringLas opciones que hacemos acerca de la comida que comemos cada día influyen en gran medida nuestro riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

El poder de la comida fue revelado en un estudio de más de 20.000 personas en Holanda, publicado a principios de este año en el European Journal of Nutrition. Se demostró que una dieta rica en comida chatarra, como bebidas gaseosas, papas fritas y comidas grasosas, aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 en un 70 por ciento.

“La dieta es de vital importancia”, dice el Dr. Isaac Eliaz, director médico de la Clínica Médica Amitabha en California, que no participó en el estudio. “Si alguien quiere reducir su riesgo de contraer diabetes tipo 2, cambios en la dieta tienen que ser una parte de la estrategia, junto con el ejercicio y control del estrés.”

Para empezar a comer mejor hoy, ten cuidado con estos cuatro tipos de alimentos que se sabe que aumentan el riesgo de diabetes tipo 2.

Los carbohidratos altamente procesados

Los carbohidratos muy procesados​​, como los elaborados con harina blanca, azúcar blanca y arroz blanco, son esencialmente alimentos integrales a los que se les ha extraído el salvado y la fibra, los cuales son muy importantes, así como también vitaminas y minerales saludables.

“Las calorías desprovistas de nutrientes, con alto contenido de azúcar, son los delincuentes primarios”, dice Eliaz. “En lo posible, estos alimentos deben ser eliminados.”

Debido a que son tan fáciles de digerir, estos alimentos pueden causar altos niveles de azúcar en la sangre y de insulina. Con el tiempo, esto puede conducir a la diabetes tipo 2.

De acuerdo con un estudio publicado en 2007 en la revista Archives of Internal Medicine, una dieta alta en carbohidratos muy procesados ​​aumentó el riesgo de diabetes tipo 2 en un 21 por ciento en las mujeres chinas, en comparación con las que comían una dieta rica en alimentos integrales.

Para reducir tu riesgo, limita la ingesta de alimentos preparados con carbohidratos procesados, como pan, bollos, pasteles, tortas, galletas y pastas, a favor de opciones elaboradas con granos enteros.

Las bebidas endulzadas con azúcar

“Las bebidas azucaradas como las sodas, tés dulces y limonada están vinculados a un mayor riesgo de diabetes tipo 2”, dice Jill Weisenberger, MS, RD, CDE, y autora del libro Pérdida de Peso Para Diabetes: Semana a semana“, presumiblemente debido a que el exceso de calorías lleva al aumento de peso y porque la carga de azúcar puede aumentar la resistencia a la insulina “.

De acuerdo con un estudio del año 2010 publicado en Diabetes Care, beber una o dos bebidas azucaradas por día aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 en un 26 por ciento, en comparación con tomar menos de una porción al mes.

Una de las mejores maneras de minimizar el efecto del azúcar en su salud es limitar el consumo de bebidas endulzadas con azúcar, incluidos los jugos de fruta.

Para mantenerte hidratado, bebe más agua. Además, evita cargar tu café o té con azúcar y crema.

Las grasas saturadas y las grasas trans

Las poco saludables grasas saturadas y las grasas trans pueden aumentar los niveles de colesterol en la sangre, y el colesterol alto es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2.

Las grasas trans aparecen en los alimentos envasados ​​que han sido horneados y los alimentos fritos en restaurantes, mientras que las grasas saturadas se encuentran en las carnes altas en grasa, mantequillas, leche entera y queso.

Para evitar las grasas saturadas, Weisenberger ofrece las siguientes sugerencias: “Cocine y hornee con aceite de oliva y aceite de canola, coma nueces en lugar de dulces, elija carnes magras y de aves de corral sin piel, y aderece las ensaladas con vinagreta en vez de aderezos de queso.”

Carnes rojas y procesadas

La carne roja y la carne roja procesada ambas están ligadas a la diabetes tipo 2. Las carnes procesadas como el tocino, los perros calientes y carnes frías son particularmente malas debido a sus altos niveles de sodio y nitritos.

En un estudio del año 2011 publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, los investigadores encontraron que una porción de 3 onzas por día de carne roja, aproximadamente del tamaño de una baraja de cartas, aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 en un 19 por ciento. Con una cantidad aún menor de carne roja procesada, el incremento fue del 51 por ciento.

Basado en el artículo publicado en inglés por Yahoo Health. Traducido por María José Hummel

Comer oleaginosas lleva a una vida más larga y saludable

shutterstock_65089942Un puñado de frutos secos oleaginosos [nueces o semillas] al día nos podría mantener alejados de los médicos, y podría ayudarnos a vivir más tiempo, según los nuevos resultados de dos estudios a largo plazo de la Universidad de Harvard.

“Hemos encontrado que las personas que comen frutos secos oleaginosos todos los días, viven vidas más saludables que las personas que no los comen”, dijo el coautor del estudio, el doctor Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Harvard. El informe, publicado en el New England Journal of Medicine, reveló que las personas que comen oleaginosas o frutos secos diariamente son menos propensos a morir de cáncer, enfermedades del corazón y enfermedades respiratorias. En general, las personas que comen oleaginosas diariamente fueron 20% menos propensas a morir durante el curso del estudio que aquellos que evitaron comarlas. (El maní o cacahuate, que en realidad es una leguminosa, fue contado como oleaginosa en este estudio).

Los hallazgos fueron recogidos de casi 120.000 participantes en el Estudio de Salud de Enfermeras y el Estudio de Salud de Médicos. Todos contestaron preguntas sobre sus dietas al comienzo de los estudios realizados en la década de 1980 y luego cada dos a cuatro años, durante los 30 años de seguimiento. Los investigadores clasificaron a los participantes en seis categorías que van desde no comer oleaginosas hasta los que las comen siete o más veces por semana. Mientras más frecuentemente comieron oleaginosas las personas, menor fue el riesgo de muerte prematura.

Los hallazgos hacen eco a estudios anteriores, según la Dr. Penny Kris- Etherton, profesora de medicina en la Universidad de Pennsylvania, quien destacó las investigaciones de las oleaginosas en la reunión de la Asociación Americana del Corazón de esta semana en Dallas, Texas. “Comer frutos secos oleaginosos reduce el LDL (colesterol “malo “), aumenta el HDL (colesterol “bueno”) y disminuye la presión arterial y las respuestas de la presión arterial al estrés”, dijo la Dr. Kris- Etherton. Su investigación también muestra que el consumo de frutos secos oleaginosos contribuye a impulsar un proceso denominado transporte inverso del colesterol, por el cual las partículas de HDL en la sangre “barren” la placa grasosa llevándola lejos de las arterias obstruidas. Los investigadores de Harvard señalaron que la composición de las oleaginosas (grasas saludables, fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos) puede proporcionar propiedades “cardioprotectoras, anticancerígenas, antiinflamatorias y antioxidantes.”

¿Estás preocupado de que comer oleaginosas puede engordar ya que son altas en grasa? De hecho, tanto este como otros estudios han hallado que las personas que consumen oleaginosas frecuentemente son menos propensas a subir de peso.” Los frutos secos oleaginosos son ricos en proteínas y fibra, lo que retrasa la absorción de los alimentos y disminuye el hambre”, dijo el Dr. Hu, quien agregó que las oleaginosas contienen grasas saludables en su mayoría insaturadas.

No hay oleaginosas “perfectas”

¿Son ciertas oleaginosas mejores que otras? “Todo el mundo está buscando la oleaginosa perfecta”, dice la Dr. Kris- Etherton. Sin embargo, los beneficios para la salud se encuentran en una variedad de frutos secos oleaginosos, como las nueces, las almendras, los cacahuetes o maní y los pistachos, así que come las que sean tus favoritas. O, como Kris- Etherton recomienda, prueba las oleaginosas que vienen revueltas, pero asegúrate de elegir las que son sin sal.

Basado en el artículo publicado el 20 de noviembre 2013, escrito por Julie Corliss, Editora Ejecutiva, Harvard Heart Letter. Traducido por María José Hummel

Nota de la nutricionista María José:
La cantidad recomendada para comer cada día de frutos secos oleaginosos es alrededor de 1/4 de taza o aproximadamente un puño. Comerlos en exceso definitivamente puede llevar al sobrepeso porque son concentrados en grasa y calorías. Pero recuerda que el tipo de grasa que contienen en muy saludable 🙂

El azúcar es ‘adictiva y la droga más peligrosa de estos tiempos’

soda-pouringUn alto funcionario de salud de los Países Bajos ha advertido que los refrescos deberían llevar advertencias al estilo de las que se usan en el tabaco advirtiendo que el azúcar es altamente adictiva y peligrosa.

Paul van der Velpen, el jefe del servicio de salud de Ámsterdam, la capital holandesa donde se legalizó la venta de cannabis, quiere ver el azúcar estrictamente regulada.

“Al igual que el alcohol y el tabaco, el azúcar es realmente una droga. Hay un papel importante para el gobierno en este asunto. El uso de azúcar debe ser desalentado. Y los usuarios deben ser conscientes de los peligros “, escribió en un sitio web oficial de salud pública.

“Esto puede parecer exagerado y descabellado, pero el azúcar es la droga más peligrosa de estos tiempos y todavía puede ser fácilmente adquirida en todas partes.”

El Sr. Van der Velpen cita una investigación alegando que el azúcar, a diferencia de la grasa u otros alimentos, interfiere con el apetito del cuerpo creando un insaciable deseo de seguir comiendo, un efecto que él acusa a la industria alimentaria de utilizar para aumentar el consumo de sus productos.

“Puede alterar este mecanismo. Quien utiliza azúcar quiere más y más, incluso cuando ya no tiene hambre. Si se le da huevos alguien, la persona va a dejar de comer en un momento dado. Déle galletas y se las comerá a pesar de que su estómago ya le duela”, argumentó el funcionario.

“El azúcar es en realidad una forma de adicción. Es tan difícil deshacerse de la tentación por los alimentos dulces como el consumo de tabaco. De esta manera las dietas sólo funcionan temporalmente. La terapia de adicción sería mejor.”

El alto funcionario de salud quisiera ver impuestos para el azúcar y que se establezcan límites legales en la cantidad que se puede agregar a los alimentos procesados.

También quiere advertencias al estilo de las que se utilizan para el cigarrillo en los dulces y los refrescos, que le digan los consumidores que “el azúcar es adictiva y perjudicial para la salud”.

“Las aseguradoras de salud deberían financiar terapias de adicción para sus clientes obesos. Ya no se les permitiría a las escuelas que vendan dulces y refrescos. Los productores de bebidas deportivas que están llenas de azúcar deberían ser demandados sobre la publicidad engañosa que utilizan y así sucesivamente”, dijo él.

El número de personas obesas en los Países Bajos se ha duplicado en las últimas dos décadas, lo que significa que más de la mitad de los adultos holandeses y uno de cada siete niños tiene sobrepeso en un país famoso por sus croquetas fritas en mucho aceite.

Artículo publicado originalmente en inglés en el siguiente enlace. Traducido por María José Hummel.
http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/netherlands/10314705/Sugar-is-addictive-and-the-most-dangerous-drug-of-the-times.html

4 razones por las cuales nunca deberías saltarte el desayuno

vegan_breakast¿Estás cansado de oír hablar de cómo el desayuno es la comida más importante del día? Bueno, este consejo probablemente no se va a desaparacer hasta que más de nosotros empecemos a comer nuestra comida de la mañana.

Alrededor del 18 por ciento de los varones y el 13 por ciento de las mujeres entre las edades de 35 y 54 se saltan el desayuno, según un estudio de 2011 por la compañía investigadora de mercado NPD Group.

Pero la evidencia que sugiere que el desayuno es esa comida que no debemos saltarnos es abrumadora. De hecho, nunca me he encontrado un estudio que sugiera lo contrario.

He aquí un vistazo de algunas de las investigaciones que muestran los posibles beneficios del desayuno:

Diabetes: Saltarse el desayuno puede aumentar el riesgo de diabetes en las mujeres, según un estudio publicado este mes en la revista American Journal of Clinical Nutrition. Las mujeres que comieron desayuno un promedio de cero a seis veces por semana tenían un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 2 que las mujeres que comieron el desayuno todos los días.

Enfermedad del corazón: comer desayuno estuvo asociado con una menor incidencia de enfermedades del corazón en los hombres entre las edades de 45 y 82 años, según un estudio publicado en julio en la revista Circulation. El estudio también encontró que saltarse el desayuno estaba asociado con la hipertensión, resistencia a la insulina y niveles elevados de azúcar en la sangre.

Memoria: Un análisis publicado en el año 2005 en la revista de la Asociación Dietética Americana de 47 estudios relacionados con el desayuno encontraron que comer desayuno puede mejorar la función cognitiva relacionada con la memoria y calificaciones en pruebas. En otras palabras: ¡comer desayuno es una decisión inteligente!

Pérdida de peso: En un estudio reciente, las personas que comieron su comida más abundante en el desayuno perdieron un promedio de 17,8 libras [8,07 kilos] en tres meses. Los otros participantes consumieron la misma cantidad de calorías totales por día, pero comieron la mayor parte de sus calorías de la cena, según el estudio publicado en julio en la revista Obesity. El grupo que comió la cena más grande sólo perdió un promedio de 7,3 libras [3,3 kilos] cada uno durante el mismo período de tiempo.

Por Deborah Enos, publicado en inglés en Yahoo News, traducido por María José Hummel