Cuatro tipos de alimentos que aumentan enormemente el riesgo de la diabetes

soda-pouringLas opciones que hacemos acerca de la comida que comemos cada día influyen en gran medida nuestro riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

El poder de la comida fue revelado en un estudio de más de 20.000 personas en Holanda, publicado a principios de este año en el European Journal of Nutrition. Se demostró que una dieta rica en comida chatarra, como bebidas gaseosas, papas fritas y comidas grasosas, aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 en un 70 por ciento.

“La dieta es de vital importancia”, dice el Dr. Isaac Eliaz, director médico de la Clínica Médica Amitabha en California, que no participó en el estudio. “Si alguien quiere reducir su riesgo de contraer diabetes tipo 2, cambios en la dieta tienen que ser una parte de la estrategia, junto con el ejercicio y control del estrés.”

Para empezar a comer mejor hoy, ten cuidado con estos cuatro tipos de alimentos que se sabe que aumentan el riesgo de diabetes tipo 2.

Los carbohidratos altamente procesados

Los carbohidratos muy procesados​​, como los elaborados con harina blanca, azúcar blanca y arroz blanco, son esencialmente alimentos integrales a los que se les ha extraído el salvado y la fibra, los cuales son muy importantes, así como también vitaminas y minerales saludables.

“Las calorías desprovistas de nutrientes, con alto contenido de azúcar, son los delincuentes primarios”, dice Eliaz. “En lo posible, estos alimentos deben ser eliminados.”

Debido a que son tan fáciles de digerir, estos alimentos pueden causar altos niveles de azúcar en la sangre y de insulina. Con el tiempo, esto puede conducir a la diabetes tipo 2.

De acuerdo con un estudio publicado en 2007 en la revista Archives of Internal Medicine, una dieta alta en carbohidratos muy procesados ​​aumentó el riesgo de diabetes tipo 2 en un 21 por ciento en las mujeres chinas, en comparación con las que comían una dieta rica en alimentos integrales.

Para reducir tu riesgo, limita la ingesta de alimentos preparados con carbohidratos procesados, como pan, bollos, pasteles, tortas, galletas y pastas, a favor de opciones elaboradas con granos enteros.

Las bebidas endulzadas con azúcar

“Las bebidas azucaradas como las sodas, tés dulces y limonada están vinculados a un mayor riesgo de diabetes tipo 2”, dice Jill Weisenberger, MS, RD, CDE, y autora del libro Pérdida de Peso Para Diabetes: Semana a semana“, presumiblemente debido a que el exceso de calorías lleva al aumento de peso y porque la carga de azúcar puede aumentar la resistencia a la insulina “.

De acuerdo con un estudio del año 2010 publicado en Diabetes Care, beber una o dos bebidas azucaradas por día aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 en un 26 por ciento, en comparación con tomar menos de una porción al mes.

Una de las mejores maneras de minimizar el efecto del azúcar en su salud es limitar el consumo de bebidas endulzadas con azúcar, incluidos los jugos de fruta.

Para mantenerte hidratado, bebe más agua. Además, evita cargar tu café o té con azúcar y crema.

Las grasas saturadas y las grasas trans

Las poco saludables grasas saturadas y las grasas trans pueden aumentar los niveles de colesterol en la sangre, y el colesterol alto es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2.

Las grasas trans aparecen en los alimentos envasados ​​que han sido horneados y los alimentos fritos en restaurantes, mientras que las grasas saturadas se encuentran en las carnes altas en grasa, mantequillas, leche entera y queso.

Para evitar las grasas saturadas, Weisenberger ofrece las siguientes sugerencias: “Cocine y hornee con aceite de oliva y aceite de canola, coma nueces en lugar de dulces, elija carnes magras y de aves de corral sin piel, y aderece las ensaladas con vinagreta en vez de aderezos de queso.”

Carnes rojas y procesadas

La carne roja y la carne roja procesada ambas están ligadas a la diabetes tipo 2. Las carnes procesadas como el tocino, los perros calientes y carnes frías son particularmente malas debido a sus altos niveles de sodio y nitritos.

En un estudio del año 2011 publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, los investigadores encontraron que una porción de 3 onzas por día de carne roja, aproximadamente del tamaño de una baraja de cartas, aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 en un 19 por ciento. Con una cantidad aún menor de carne roja procesada, el incremento fue del 51 por ciento.

Basado en el artículo publicado en inglés por Yahoo Health. Traducido por María José Hummel

Comer oleaginosas lleva a una vida más larga y saludable

shutterstock_65089942Un puñado de frutos secos oleaginosos [nueces o semillas] al día nos podría mantener alejados de los médicos, y podría ayudarnos a vivir más tiempo, según los nuevos resultados de dos estudios a largo plazo de la Universidad de Harvard.

“Hemos encontrado que las personas que comen frutos secos oleaginosos todos los días, viven vidas más saludables que las personas que no los comen”, dijo el coautor del estudio, el doctor Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Harvard. El informe, publicado en el New England Journal of Medicine, reveló que las personas que comen oleaginosas o frutos secos diariamente son menos propensos a morir de cáncer, enfermedades del corazón y enfermedades respiratorias. En general, las personas que comen oleaginosas diariamente fueron 20% menos propensas a morir durante el curso del estudio que aquellos que evitaron comarlas. (El maní o cacahuate, que en realidad es una leguminosa, fue contado como oleaginosa en este estudio).

Los hallazgos fueron recogidos de casi 120.000 participantes en el Estudio de Salud de Enfermeras y el Estudio de Salud de Médicos. Todos contestaron preguntas sobre sus dietas al comienzo de los estudios realizados en la década de 1980 y luego cada dos a cuatro años, durante los 30 años de seguimiento. Los investigadores clasificaron a los participantes en seis categorías que van desde no comer oleaginosas hasta los que las comen siete o más veces por semana. Mientras más frecuentemente comieron oleaginosas las personas, menor fue el riesgo de muerte prematura.

Los hallazgos hacen eco a estudios anteriores, según la Dr. Penny Kris- Etherton, profesora de medicina en la Universidad de Pennsylvania, quien destacó las investigaciones de las oleaginosas en la reunión de la Asociación Americana del Corazón de esta semana en Dallas, Texas. “Comer frutos secos oleaginosos reduce el LDL (colesterol “malo “), aumenta el HDL (colesterol “bueno”) y disminuye la presión arterial y las respuestas de la presión arterial al estrés”, dijo la Dr. Kris- Etherton. Su investigación también muestra que el consumo de frutos secos oleaginosos contribuye a impulsar un proceso denominado transporte inverso del colesterol, por el cual las partículas de HDL en la sangre “barren” la placa grasosa llevándola lejos de las arterias obstruidas. Los investigadores de Harvard señalaron que la composición de las oleaginosas (grasas saludables, fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos) puede proporcionar propiedades “cardioprotectoras, anticancerígenas, antiinflamatorias y antioxidantes.”

¿Estás preocupado de que comer oleaginosas puede engordar ya que son altas en grasa? De hecho, tanto este como otros estudios han hallado que las personas que consumen oleaginosas frecuentemente son menos propensas a subir de peso.” Los frutos secos oleaginosos son ricos en proteínas y fibra, lo que retrasa la absorción de los alimentos y disminuye el hambre”, dijo el Dr. Hu, quien agregó que las oleaginosas contienen grasas saludables en su mayoría insaturadas.

No hay oleaginosas “perfectas”

¿Son ciertas oleaginosas mejores que otras? “Todo el mundo está buscando la oleaginosa perfecta”, dice la Dr. Kris- Etherton. Sin embargo, los beneficios para la salud se encuentran en una variedad de frutos secos oleaginosos, como las nueces, las almendras, los cacahuetes o maní y los pistachos, así que come las que sean tus favoritas. O, como Kris- Etherton recomienda, prueba las oleaginosas que vienen revueltas, pero asegúrate de elegir las que son sin sal.

Basado en el artículo publicado el 20 de noviembre 2013, escrito por Julie Corliss, Editora Ejecutiva, Harvard Heart Letter. Traducido por María José Hummel

Nota de la nutricionista María José:
La cantidad recomendada para comer cada día de frutos secos oleaginosos es alrededor de 1/4 de taza o aproximadamente un puño. Comerlos en exceso definitivamente puede llevar al sobrepeso porque son concentrados en grasa y calorías. Pero recuerda que el tipo de grasa que contienen en muy saludable 🙂

El azúcar es ‘adictiva y la droga más peligrosa de estos tiempos’

soda-pouringUn alto funcionario de salud de los Países Bajos ha advertido que los refrescos deberían llevar advertencias al estilo de las que se usan en el tabaco advirtiendo que el azúcar es altamente adictiva y peligrosa.

Paul van der Velpen, el jefe del servicio de salud de Ámsterdam, la capital holandesa donde se legalizó la venta de cannabis, quiere ver el azúcar estrictamente regulada.

“Al igual que el alcohol y el tabaco, el azúcar es realmente una droga. Hay un papel importante para el gobierno en este asunto. El uso de azúcar debe ser desalentado. Y los usuarios deben ser conscientes de los peligros “, escribió en un sitio web oficial de salud pública.

“Esto puede parecer exagerado y descabellado, pero el azúcar es la droga más peligrosa de estos tiempos y todavía puede ser fácilmente adquirida en todas partes.”

El Sr. Van der Velpen cita una investigación alegando que el azúcar, a diferencia de la grasa u otros alimentos, interfiere con el apetito del cuerpo creando un insaciable deseo de seguir comiendo, un efecto que él acusa a la industria alimentaria de utilizar para aumentar el consumo de sus productos.

“Puede alterar este mecanismo. Quien utiliza azúcar quiere más y más, incluso cuando ya no tiene hambre. Si se le da huevos alguien, la persona va a dejar de comer en un momento dado. Déle galletas y se las comerá a pesar de que su estómago ya le duela”, argumentó el funcionario.

“El azúcar es en realidad una forma de adicción. Es tan difícil deshacerse de la tentación por los alimentos dulces como el consumo de tabaco. De esta manera las dietas sólo funcionan temporalmente. La terapia de adicción sería mejor.”

El alto funcionario de salud quisiera ver impuestos para el azúcar y que se establezcan límites legales en la cantidad que se puede agregar a los alimentos procesados.

También quiere advertencias al estilo de las que se utilizan para el cigarrillo en los dulces y los refrescos, que le digan los consumidores que “el azúcar es adictiva y perjudicial para la salud”.

“Las aseguradoras de salud deberían financiar terapias de adicción para sus clientes obesos. Ya no se les permitiría a las escuelas que vendan dulces y refrescos. Los productores de bebidas deportivas que están llenas de azúcar deberían ser demandados sobre la publicidad engañosa que utilizan y así sucesivamente”, dijo él.

El número de personas obesas en los Países Bajos se ha duplicado en las últimas dos décadas, lo que significa que más de la mitad de los adultos holandeses y uno de cada siete niños tiene sobrepeso en un país famoso por sus croquetas fritas en mucho aceite.

Artículo publicado originalmente en inglés en el siguiente enlace. Traducido por María José Hummel.
http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/netherlands/10314705/Sugar-is-addictive-and-the-most-dangerous-drug-of-the-times.html