Comer arroz blanco puede aumentar el riesgo de diabetes

whiterice_mainthumbEl arroz blanco es un alimento básico para más de la mitad de la población mundial – no sólo para las personas que viven en China, India y Japón, pero para muchos en América también.

Un nuevo estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard muestra que las personas que comen mucho arroz blanco puede aumentar significativamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los investigadores de Harvard analizaron cuatro estudios anteriores sobre el consumo de arroz blanco, que involucraron a más de 352.000 personas de China, Japón, EE.UU. y Australia, que no tenían diabetes. Los investigadores encontraron después de períodos de seguimiento que iban de cuatro a 22 años, que casi 13.400 personas desarrollaron diabetes tipo 2. Las personas que consumieron la mayor cantidad de arroz tenían más de 1,5 veces la probabilidad de tener diabetes que las personas que comían la menor cantidad de arroz. Lo que es más, por cada porción de 5,5 de arroz blanco – un tazón grande – que una persona comía cada día, el riesgo aumentó 10 por ciento.

“Esto se aplica tanto a las culturas asiáticas como las occidentales, aunque debido a los hallazgos que sugieren que cuanto más se come arroz mayor es el riesgo, se cree que los países asiáticos tienen un riesgo más alto”, escribieron los investigadores en el estudio publicado en el número publicado el 15 de marzo de la revista British Medical Journal.

En China, la gente come un promedio de cuatro porciones de arroz blanco por día, mientras que los de los países occidentales comen menos de cinco porciones por semana, dijeron los investigadores.

El autor del estudio Dr. Qi Sun, un investigador de la diabetes en la Escuela de Harvard de Salud Pública, dijo a WebMD que el consumo de arroz blanco podría causar un aumento repentino de azúcar en la sangre. Como el arroz blanco se convierte rápidamente en azúcar, que podría significar que una persona le de hambre antes que si comiera un alimento bajo en azúcar como los granos cocidos, informó The Telegraph. Este efecto podría llevar a la gente comer en exceso, otro factor de riesgo para la diabetes tipo 2.

Arroz blanco tampoco contiene tantos nutrientes como el arroz integral, el cual está lleno de fibra, magnesio y vitaminas. Los investigadores dijeron que no obtener lo suficiente de estos nutrientes podría contribuir al riesgo de tipo 2 diabetes.

Las personas que comen mucho arroz no son los únicos en riesgo. Sun dijo que los carbohidratos con almidón como el pan blanco, pasta (fideos) blanca y las papas blancas probablemente tienen el mismo efecto que si se comen en cantidad suficiente.

Basado en el artículo publicado por CBSNews. Traducido por María José Hummel.

Comentarios de la nutricionista María José:

En general todos los productos procesados y refinados, como el arroz blanco, el pan blanco, la harina blanca, pastas blancas, y el azúcar, son deficientes en nutrientes importantes, como vitaminas, minerales, antioxidantes, y también son muy deficientes en fibra, por lo que pueden llevar al desarrollo de la diabetes tipo 2 y otras enfermedades crónicas modernas.

A pesar de que muchos expertos recomiendan “moderación” y por lo tanto expresan que comer estos alimentos “de vez en cuando”, como por ejemplo “un par de veces por semana”, está bien, mi opinión es que cada vez que los consumimos estamos llendo en contra de la naturaleza y poniendo en nuestros cuerpos alimentos que el cuerpo no está diseñado para procesar adecuadamente. El mito de la “moderación” es un mito falso ya que lleva a justificar el consumo de alimentos y otras sustancias dañinas para la salud, con los consecuentes resultados negativos a largo plazo.

La mejor estrategia para evitar y revertir la diabetes y otras enfermedades crónicas es comer con moderación los alimentos saludables, y evitar toda sustancia dañina, incluyendo los alimentos procesados y refinados, que en general son altos en grasa, azúcar y sal.

Anuncios

Las restricciones convencionales para diabéticos están equivocadas

shutterstock_78663505De acuerdo con investigadores de Dinamarca, el consejo convencional de que los diabéticos tipo 2 deben restringir el consumo de frutas es absolutamente absurdo. El artículo, publicado en la revista Nutrition Journal, evaluó los efectos que la restricción de la fruta tenía sobre el control glucémico en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (TDM2) al tomar a 63 hombres y mujeres recientemente diagnosticados con TDM2 y dividirlos al azar en dos grupos que se denominaron como “alta fruta” y “baja fruta.”

La intervención de alta fruta consistió en terapia médica nutricional más consejos para consumir al menos dos piezas de fruta al día, mientras que el tratamiento bajo en fruta incluyó terapia  médica nutricional más consejos para consumir no más de dos piezas de fruta al día. Los investigadores determinaron lo siguiente tras la evaluación de 12 semanas de registros de 3 días de consumo fruta:

• El grupo de alto fruta acató las recomendaciones y aumentó la ingesta de frutas a un promedio de 125 gramos por día.

• El grupo bajo en fruta también acató las recomendaciones y su ingesta de frutas se limitó a un promedio de 51 gramos por día.

• El HbA1C (el promedio de glucosa en la sangre por tres meses) se redujo en ambos grupos, sin diferencias entre los grupos.

• El peso corporal y la circunferencia de la cintura se redujo en ambos grupos, sin diferencias entre los grupos.

A partir de estos datos, los investigadores concluyeron que: “el consejo para restringir la ingesta de frutas, como parte de la terapia médica nutricional estándar en adultos con sobrepeso con un nuevo diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2 no mejora el control de la glucemia, el peso corporal ni la circunferencia de la cintura. Considerando los muchos posibles efectos beneficiosos de la fruta, se recomienda que la ingesta de fruta no debe limitarse en pacientes con diabetes mellitus tipo 2”.

El tratamiento estándar actual en la especulación – no en hechos

Haciendo caso omiso de los probados beneficios sustanciales de la fruta, los proveedores de cuidado de la salud históricamente se han preocupado con su contenido de azúcar y han, posteriormente, recomiendado que las personas con diabetes tipo 2 restrinjan su consumo a un máximo de dos piezas al día.

Sin embargo, según los investigadores daneses, “Pocos estudios han abordado si la ingesta elevada de frutas se asocia con el control glucémico y éstos no han demostrado una asociación o una asociación inversa entre el consumo de frutas y ya sea el nivel de HbA1C o glucosa en la sangre. Sin embargo, estos son todos estudios observacionales y no se llevan a cabo en sujetos con diabetes tipo 2 “.

Los principales proveedores de salud de EE.UU. no va a cambiar

Paradójicamente, los principales proveedores de servicios de salud como la Clínica Mayo se niegan a prestar atención a las propiedades anti-inflamatorias y anti-cáncer confirmadas de la fruta. Según su sitio web, aconsejan a los diabéticos a seguir las directrices de la Asociación Americana de Diabetes (ADA), que datan de 2011, las cuales limitan el consumo de fruta a 15 gramos de carbohidratos por porción.

Para ayudar a poner estos consejos en perspectiva, las siguientes porciones de frutas contienen alrededor de 15 gramos de carbohidratos:

• 1/2 plátano mediano
• 1/2 taza de mango en cubos
• 3/4 taza de piña en cubos
• 1 1/4 taza de fresas enteras
• 1 1/4 taza de sandía en cubos

Cuando se tiene en cuenta la recomendación de la ADA que los diabéticos deben limitar su consumo de carbohidratos a 45 a 60 gramos por comida, se puede ver rápidamente cómo esto puede ser un problema. En esencia, la comunidad médica está diciendo a los diabéticos que están corriendo el riesgo de tener un episodio de hiperglucemia si comen más de la cantidad de carbohidratos de un plátano y puñado de fresas en una sola sesión.

Combatir la obesidad y la inactividad con una mente abierta

Es importante recordar que la diabetes tipo 2 no sólo es fácilmente reversible, que se puede prevenir fácilmente. Como se ha demostrado que los dos principales factores de riesgo son la obesidad y la inactividad, le tocaría a todos adoptar un enfoque de sentido común para hacer frente a estos dos asesinos.

Como se ha dicho, la restricción de la fruta es absolutamente absurdo. Sin embargo, la reducción del consumo de todos los alimentos procesados, edulcorantes artificiales, y comer una dieta anti-inflamatoria es un buen lugar para empezar. Haga el propósito de permanecer activo.

Con más de 350 millones de personas afectadas por la diabetes tipo 2 hoy, nuestras vidas dependen de ello. Consulte con un profesional de la salud natural confiable, sobre la forma de ajustar su alimentación diaria y el plan de actividades para satisfacer mejor sus necesidades.

Fuentes:

http://www.nutritionj.com/content/12/1/29
http://umm.edu/health/medical/reports/articles/diabetes-diet
http://www.mayoclinic.com/health/diabetes/AN01691
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/en/
http://www.diabetes.org/food-and-fitness/food/planning-meals/carb-counting/

Publicado en inglés por NaturalHealth365 (http://www.naturalhealth365.com/diabetes_news/bad_advice.html).
Traducido por María José Hummel.