¿Es cierto que la soya produce cáncer?

SoyAndBreastCancerRiskAlgunos estudios han sugerido que el consumo de soya [que incluye productos como leche de soya, tofú, carne de soya, etc.] previene el cáncer, algunos estudios no encuentran ninguna asociación y algunos sitios de internet como Mercola.com sugieren que el consumo de soya en realidad causa cáncer (Jospeh Mercola, quien presume tener “la página internet #1 en salud” acaba de recibir una carta de advertencia de la FDA [Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos] ordenándole que deje de hacer afirmaciones ilegales acerca de los productos que vende. Vea http://www.casewatch.org/fdawarning/prod/2005/mercola.shtml, en inglés) Entonces, ¿qué muestra el balance de la evidencia? En estas circunstancias es cuando un meta-análisis es importante.

En vez de escoger ciertos estudios para que se acomoden a los intereses de uno, un meta-análisis revisa esencialmente todos los estudios que se hayan realizado acerca de cierto tópico y entonces reunen todos los datos. Un meta-análisis de los efectos de la soya en los niveles de colesterol que se hizo en los años 90, por ejemplo, mostró que la evidencia del rol cardioprotector de la soya era tan firme que la FDA autorizó afirmaciones de salud acerca de los productos de soya diciendo que pueden reducir el riesgo de enfermedades al corazón. Ahora, finalmente, publicado en un número reciente del la revista del American College of Nutrition, tenemos un meta-análisis sobre el rol de la soya en la prevención del cáncer.

Los investigadores revisaron tres tipos de cáncer: cáncer al pecho, cáncer a la próstata y cáncer gastrointestinal (como el cáncer al colon). Combinando todos los mejores estudios publicados, ellos encontraron reducciones altamente significativas en el riesgo de cáncer entre consumidores de productos de soya. Las mujeres de todas las edades que consumen soya disfrutan de 22% menos cáncer al pecho (36% menos para mujeres postmenopáusicas), hombres consumidores de soya tienen un 34% menos probabilidades de desarrollar cáncer a la próstata, y hombres y mujeres que consumen soya reducen su riesgo de desarrollar cáncer gastrointestinal en un 30%. [1]

La evidencia es tan firme que ahora la FDA está revisando otra afirmación de salud: pronto podríamos ver etiquetas en alimentos que dicen que los productos de soya protegen en contra del cáncer también.

Por Michael Greger, M.D. Usado con permiso del autor. Traducido por María José Hummel. Todos los derechos reservados.

Michael Greger, MD, es graduado de la Facultad de Agricultura de la Universidad de Cornell y la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts. 

Referencias:
[1] Badger TM, et al. “Soy Protein Isolate and Protection Against Cancer.” Journal of the American College of Nutrition 24(2005):146S-149S.

Dieta cruda … ¿sólo una moda, o la mejor dieta que existe?

raw_lasagna¿Has escuchado alguna vez hablar acerca de la dieta cruda o dieta crudífera? ¿Has estado intrigado(a) con los muchos artistas de Hollywood que la siguen y que se ven veinte años más jóvenes (como Demi Moore)? ¿Quisieras perder peso, revertir todas tus enfermedades crónicas, sentirte más joven, lleno(a) de energía y vitalidad? ¿Has sido diagnosticado con cáncer y has escuchado que la dieta cruda lo puede curar?

La dieta cruda se ha hecho muy famosa últimamente, y cada vez más personas quieren saber de qué se trata y cómo seguir una dieta así. Se oyen rumores de personas que se han sanado de toda clase de males siguiendo una dieta de frutas y vegetales crudos, y abundan los videos, libros de recetas y sitios web dedicados a este estilo de vida tan peculiar.

Comer una dieta cruda significa comer sólo alimentos que no han sido cocinados ni calentados a más de 118º Farenheit, o 47.8º centígrados. A esta temperatura las enzimas de los alimentos se comienzan a degradar, de modo que el alimento ya no es considerado como “vivo” si es expuesto a temperaturas más altas. Además los alimentos crudos contienen todas las vitaminas, antioxidantes y fitoquímicos en su forma intacta, mientras que al cocinar los alimentos, muchos de estos nutrientes, sino la mayoría, son destruídos.

Debido a que los alimentos crudos retienen toda su nutrición de la manera más óptima, son los alimentos más adecuados para la alimentación humana. Pareceria ser, de acuerdo a la evidencia anatómica, biológica y médica, que el cuerpo humano fue diseñado para alimentarse mayormente de frutas y vegetales crudos, con pequeñas cantidades de otros alimentos sólo como complemento. Las personas que se alimentan así pueden alcanzar un nivel de salud y bienestar prácticamente desconocido en nuestra sociedad hoy en día.

Riesgos asociados con la dieta cruda

¿Pero será que es posible alimentarse así? Muchos se preguntan si no es peligroso comer sólo alimentos crudos, sin incluir en la dieta aquellos alimentos que estamos más acostumbrados a consumir, como carnes, productos lácteos, granos, etc. ¿No se producen deficiencias nutricionales si no comemos nada cocinado? Bueno, la respuesta es que se pueden producir deficiencias nutricionales siguendo cualquier dieta, si no planeamos nuestra alimentación adecuadamente. Por ejemplo, la deficiencia nutricional más común es la falta de hierro, lo cual puede producir anemia, y no tiene nada que ver con la dieta vegetariana o la dieta cruda, ya que la gran mayoría de las personas que son diagnosticadas con anemia no son vegetarianos ni mucho menos crudíferos.

¿Puede uno sufrir de una deficiencia de proteína siguiendo una dieta cruda? La verdad es que los seres humanos necesitamos muchos menos proteína de lo que se piensa convencionalmente. La etapa de mayor crecimiento durante toda la vida del ser humano es durante la infancia, antes del primer año de edad, y sin embargo la leche materna, que es alimento más adecuado para esta etapa de la vida, contiene menos de un 10% total de proteína. Casi todos los alimentos contienen algo de proteína, aunque sea en pequeñas cantidades. La mayoría de las frutas, por ejemplo, contienen entre el 4 al 10% de sus calorías provenientes de las proteínas. Los vegetales pueden tener hasta un 30% de proteína, especialmente los vegetales verdes, los que también son muy altos en calcio y hierro. Las nueces y semillas también son una excelente fuente de proteína, además de ácidos grasos saludables.

A mi juicio el único riesgo de seguir una dieta cruda, es el mismo que tenemos al seguir la dieta moderna típica, es decir, comer mucha grasa. Muchas de las recetas de los libros de recetas, videos, y demostraciones de cocina cruda, contienen cantidades muy altas de semillas, nueces, almendras, etc., como también mucho aceite de oliva, aguacate (palta), o de coco y sus derivados. A pesar de que muchos defienden el uso de estos alimentos, porque contienen grasas “crudas” y, por lo tanto, saludables, la verdad es que grasa es grasa, no importa si está cruda o cocida. Claro que las grasas saturadas y las grasas trans son mucho más dañinas que las grasas mono o poliinsaturadas que se encuentran en los vegetales, pero un exceso de grasa de cualquier tipo es dañino para el cuerpo humano, ya que impide el metabolismo correcto de los carbohidratos y puede conducir al desarrollo de enfermedades.

¿Es necesario consumir una dieta 100% cruda?

La verdad es que todos los seres humanos necesitamos consumir más alimentos crudos, pero talvez no todos puedan o deban llegar a comer 100% crudo, y probablemente no sea necesario tampoco. Mientras más nos acerquemos a la dieta salad300original, mejor para nuestra salud y bienestar, pero cualquier cambio que hagamos para una dieta más saludable es mejor que nada. Si tú eres una persona que sigue una dieta convencional y piensas que comer una dieta cruda es algo demasiado extremista, intenta por lo menos comer más ensaladas y más frutas, y talvez dejar la carne y los productos lácteos. Todos tenemos metas diferentes y culturas diferentes, y talvez no todos están listos para hacer un cambio drástico. Muchas personas prefieren los cambios graduales hacia una dieta más saludable, y esto está bien también.

Sin embargo, mi opinión es que si estamos interesados en mejorar nuestra salud y el funcionamiento de nuestros cuerpos, deberíamos fijarnos como meta una dieta por lo menos 50% cruda, y que el otro 50%, aunque de alimentos cocinados, sea también lo más saludable posible. Comer por lo menos 50% crudo nos ayudará a comer suficientes frutas y vegetales frescos, lo que la gran mayoría de los habitantes de Estados Unidos, y Latinoamérica, no hacen. El gobierno de EEUU anteriormente recomendaba 5 porciones de frutas y vegetales al día. Con el paso de los años, los mismos expertos se han dado cuenta de la importancia de los alimentos vegetales, y ahora recomiendan de 5 a 9 porciones de frutas y vegetales al día. Sin embargo, más del 75% de los americanos no consumen ni siquiera 5 al dia.

Por lo tanto, si tú piensas que una dieta cruda es muy extrema, entonces fíjate como meta comer más frutas y vegetales crudos, por lo menos 50%. Si ya comes un 50% o más de alimentos crudos, fíjate una meta más alta, como 60% o 70%.

Si tú quisieras comer una dieta 100% cruda, pero tienes temor de que puede ser peligroso, despreocúpate, ya que la dieta cruda es probablemente la mejor dieta para el ser humano. Asegúrate de no consumir demasiadas nueces, semillas, aguacate (palta), o aceites. Una onza al día (aprox. 28 gramos o 1/4 de taza) de nueces o semillas es lo ideal, o 1/4 de un aguacate (palta) al día. Come mucha variedad de frutas y vegetales, ¡y comienza a disfrutar de la mejor salud de tu vida!

Escrito por María José Hummel, MPH, MS, nutricionista y educadora de salud