Añade esto a tu almuerzo para no picar entre comidas después

garbanzosNo necesitarás fuerza de voluntad para ahuyentar los ataques de hambre a media tarde si añades esta leguminosa a la comida del mediodía: garbanzos.

Ya sea que tu almuerzo incluya un sándwich hecho con hummus cremoso o una buena ensalada  griega con garbanzos – añadir media taza de garbanzos en tu dieta diaria puede reducir los antojos de aperitivos salados, dulces y grasosos, de acuerdo con una investigación.

Fibra fabulosamente satisfaciente
Eso es exactamente lo que sucedió en un reciente estudio realizado en el que adultos hicieron de los garbanzos una parte de su dieta normal durante 4 semanas. Se les dio una gran variedad de sabrosas recetas de garbanzos para usar y fueron instruidos para mantener un diario de alimentos. Y los participantes del estudio no sólo reportaron una reducción en hambre y la ingesta total de calorías, sino que también comieron muchos menos bocadillos procesados ​​malos para la cintura. Los investigadores creen que la reducción natural en la ingesta de bocadillos fue muy probablemente debida al alto contenido de fibra de los garbanzos.

Bono en el baño
¿Te sientes un poco – ejem – tapado? Bueno, las personas en el estudio también reportaron una mejora en sus hábitos de ir al baño – evacuaciones más frecuentes y más fáciles. Una vez más, gracias probablemente a la fibra de los garbanzos. Pero si tú decides agregar más garbanzos en tu dieta, hazlo gradualmente para ayudar a reducir el riesgo de molestias gastrointestinales debido a un aumento repentino de fibra. De todos modos, tener menos problemas en el baño es sólo una razón más para enamorarse del humilde garbanzo.

Otras razones para adorar los garbanzos

  • Podrían combatir las arrugas: Ciertos minerales en los garbanzos (manganeso y molibdeno), como también sus altos niveles de ácido fólico, ayudan a mantener tu piel más suave.
  • Son los policías en contra del colesterol: Compuestos en los garbanzos, como sus proteínas, su fibra y sus ácidos grasos poliinsaturados, combaten el colesterol malo.
  • Comer hummus de garbanzos te puede ayudar a mejorar la memoria: La vitamina B6 de los garbanzos, y los ácidos omega-3 del aceite de oliva ayudan a mantener una buena memoria.

Basado en el artículo publicado por RealAge, traducido por María José Hummel.